Menu Toggle
 

Sobre nosotros

Las mujeres ordenadas de la Asociación de Presbíteras Católicas Romanas (ARCWP por sus siglas en inglés) viven y hacen ministerio en los Estados Unidos, Canadá, la América Latina y en todo el mundo. Preparamos y ordenamos a mujeres y hombres calificados para servir al pueblo de Dios como presbíteros. Utilizamos ritos iguales para promover la igualdad de derechos y la justicia para las mujeres en la iglesia. Afirmamos que la justicia para todo el pueblo de Dios es constitutiva del Evangelio de Jesucristo.

La iniciativa de Presbíteras Católicas Romanas (RCWP por sus siglas en inglés) es un movimiento de renovación dentro de la Iglesia Católica Romana. Nuestro objetivo es conseguir la plena igualdad para todos dentro de la Iglesia como cuestión de justicia y de fidelidad al Evangelio. El movimiento de presbíteras aboga por un nuevo modelo de ministerio sacerdotal inclusivo en la iglesia. Nos encontramos en la tradición profética de la santa obediencia al Espíritu que llama a todas las personas al discipulado. El movimiento se inició con la ordenación de siete mujeres en el río Danubio en el 2002. Hoy en día hay más de 124 presbíteras y 10 obispas en todo el mundo. Nuestras presbíteras son ordenadas en la sucesión apostólica. Las primeras mujeres obispas fueron ordenadas por un obispo católico en la sucesión apostólica y en comunión con el Papa.

El Vaticano alega que estamos excomulgadas, sin embargo, no aceptamos esto y afirmamos que somos miembros fieles de la iglesia. Continuamos sirviendo a nuestra amada iglesia en un ministerio sacerdotal renovado dándoles la bienvenida a todos a que celebren los sacramentos en comunidades incluyentes, centradas en Cristo, y empoderadas por el Espíritu donde quiera que seamos llamadas. Hay comunidades de presbíteras en Alemania, Austria, Francia, Escocia, Canadá, Estados Unidos y América del Sur. Desde nuestro nacimiento en el río Danubio, la RCWP ha evolucionado en dos corrientes en Europa (occidental y oriental), dos en Canadá (occidental y oriental), y dos en los Estados Unidos (la RCWP de EE.UU. y la ARCWP).  Algún día fluirán corrientes en la América Latina y en otros lugares.

El carisma específico de la ARCWP dentro de la iniciativa mundial más amplia de presbíteras católicas es vivir la igualdad y la justicia del Evangelio para todos, incluyendo a las mujeres en la iglesia y en la sociedad ahora. Trabajamos en solidaridad con los pobres, los explotados y los marginados a favor de la justicia estructural y transformadora en sociedad con todos los creyentes. Nuestra visión es la de actuar como una comunidad de iguales en la toma de decisiones tanto como organización como dentro de nuestras comunidades de fe. Estamos a favor de la renovación de la visión de Jesús que se encuentra en el Evangelio para nuestra iglesia y nuestro mundo.

El enfoque singular de la Asociación de Presbíteras Católicas Romanas está en la justicia y la igualdad:

  1. Buscamos la igualdad de las mujeres en la iglesia incluyendo la toma de decisiones y la ordenación.
  2. Hacemos ministerio con los pobres y los marginados.
  3. Vivimos la tradición de justicia social y espiritual de la iglesia sirviendo a comunidades inclusivas de iguales.
  4. Participamos activa y abiertamente en movimientos no violentos por la paz y la justicia.